5/10/2009

Los beneficios de no ser rencoroso

Soy medio distraída como para estarme acordando de santo y seña que hacen las personas y guardarles rencor porque en algún momento dado alzaron la ceja y eso me ofendió muchísimo. Creo que más bien la gente me cae mal por situaciones específicas y cuesta recuperar la confianza pero aun así creo que no es bueno, lo mejor es perdonar y olvidar.

Mi memoria se encarga del olvido (en media hora), el perdón es lo difícil aunque los beneficios del perdón o de dejar ir los rencores son muy buenos, entre ellos:
  • Reducción del estrés
  • Menos hostilidad
  • Mejores habilidades para manejar la ira
  • Menos síntomas depresivos
  • Reducción del dolor crónico
  • Relaciones más sanas
and so on

El asunto importante es que todas esas cosas (estrés, depresión y etc) son problemas tan pero tan frecuentes en cada persona que a veces se cree que es parte de la personalidad ser así. También me parece imposible ser tábula rasa y resetearse a cada rato pero hacer un esfuerzo me parece valioso.

¿Por qué uno guarda rencores? Porque somos humanos, claro, y entre más dejemos entrar a alguien a nuestro mundito ridículo (jejeje) más posibilidades hay de sufrir un pisotón, una mentira, un rechazo, un abuso... que nos pueden hacer enojar o entristecer pero si no se lidia con eso pueden crecer y crecer y hacerse tan fuertes que la vida se va en desgastarse con esa negatividad.

Además cuando se anda amargado por rencores y dolores viejos, en cada relación se van a mostrar esos resentimientos. Seguro ustedes conocen gente que parece que nació así y los síntomas son claros. Gente que no deja pensar en lo mismo, o que se embarca en un viajezote de autocompasión, se llena de fantasías de venganza, vive a puro malentendido y piensa (y espera) lo peor de la gente. El espiral descendente puede ser tan patético hasta que llegan a sentirse en la miseria absoluta con la vida que se vive.

¿Y qué hago? se preguntará usted sagaz lector. Pues es cosa de comprometerse a un proceso de cambio que se lleva su tiempo, no es de la noche a la mañana. También se puede aprender a perdonar y valorar lo que ha traído todo ese rencor. Cuando uno decide perdonar de verdad es cuando deja de hacerse la víctima y por fin se vuelven a tomar las riendas de la propia vida.

Afortunadamente, cuando se procesan estas tragedias y se deja de ser un sufremucho la gente lo percibe y se encuentra compasión y entendimiento.

Ahora que tampoco hay que ser idiota. Uno puede perdonar y ser super easy going, pero hay personas que jamás cambiarán y siempre se comportarán de una manera que no viene al caso con nuestras vidas y ahí sí es mejor alejarse y olvidar porque no merece la pena, a menos que se sea masoquista.

Todo eso requiere mucho esfuerzo, no es sólo leer un libro de superación personal y voilá pero creo que vale la pena hacer el intento de buscar mejoras.

5 comments:

Darth Tater said...

Welcome back! Ya te extrañaba...
Y tienes razón, hay gente que basa su vida en la lectura de temas de superación personal y no todo es así.
En fin...

Makrina said...

es bueno tenerte de regreso...


es malo eso de tener rencor...

Saludos y bienvenida!

Ingrid said...

Darth Tater: claro, la vida es mucho más que la superación personal de librito, es taaan complejo.

Makrina: no te reconocí al principio jejeje y sí, es dañino el rencor

BRAINWASHED said...

guau!!, estoy soprendido de lo que escribes...y a parte identificado, porque justamente estoy tratando de iniciar ese proceso y reconstruir mi vida y mas de una vez he estado a punto de tirar la toalla, pero como bien lo mencionas, es cuestión de esfuerzo y de tiempo...veremos que sucede.

Saludos, primera vez por acá.

Ingrid said...

Gracias BRAINWASHED, mucho ánimo!