6/30/2009

Salsa Valentina for dummies

Antes mencantaba la salsa Valentina de etiqueta amarilla, no podía faltar en cualquier lugar del planeta donde estuviera. Así era porque no sabía hacer mis propias salsas. Ahora, no es que las haga tampoco pero encontré otras más ricas que venden por ahí.

Pero bueno, aún así tenía una botella porque siempre falta en cualquier borrachera reunioncita coqueta y aunque haya frikis a los que no les guste su vinagre, de todos modos pasa.

El otro día, estaba todavía dormida dándole de desayunar a la estúpida charra y yo preparándome el café y por alguna razón abrí el congelador. Ah, tan idiota. Me cayó encima la botella, que estaba encima del refri, y remató junto al plato de Penny Lane haciéndose pedazos, decorando mis jeans, la pared y las croquetas.

A Penny no le importó, a mis jeans tampoco y la pared no mencionó nada al respecto pero a mí sí me dolió el madrazo, más me dolió enterrarme un cristal porque andaba descalza, como es (mala) costumbre.

Las salsas deberían traer una etiqueta de manéjese con cuidado... pero creo que ya no volveré a comprarla nunca jamás porque la que debería traer el manual soy yo... O dejar de pensar tan temprano en tonterías jejeje.

8 comments:

Chochua said...

¡Tonta salsa Valentina!

Pero si a la cacharra le gustó el sazóng entonces vas a tener que comprarla porque si no te van a hacer huelga en la casa. O ¿a caso quieres más confetti?

jefe jefe

Ingrid said...

sí, estúpida salsa, pero no ves q te platicaba lo del hueso de juguete? la verdad es que quería ocultar mi torpeza de la salsa y q por eso tuve que comprárselo jefe jefe

Rox said...

Creo que la pérdida y rotura de una salsa es de las cosas mas crueles que le puede a uno pasar... pasan meses y siguen saliendo manchas!!!

:)

Ingrid said...

Deja tu eso, el olor de la salsa no se quitaba con nada, tuve que fumar y fumar y trapear y trapear para que se quitara jaja

mercedes said...

Bueno bueno velo por el lado positivo, es preferible un sólo trancazo a un estómago perforado, ves que con eso hasta la plata se puede blanquear!!!!

salu2 terribles y perversos

mercedes

Ingrid said...

jajajaja ¿si? no sabía que también para eso servía, tal vez uno más de los mitos de la salsa valentina

El Belo said...

Pues yo hubiera buscado a alguien para echarle la culpa, jajaja.
lo que más me dolió al leer fue la cortada con el vidrio...auch.
Espero te recuperes pronto.
Saludos.

Ingrid said...

Gracias, la verdad es que a mi también me dolió pero no fue nada considerable :)