1/17/2011

Horóscopo 2011

En algunas ocasiones he hecho las predicciones taberneras para lo que deparará el destino a virgo en el año que inicia. Muy certeras eh, Walter Mercado ha de estar que se enrolla en su capa de pensar la competencia que tiene si yo me dedico a dar mis horóscopos anuales y más.

Pero no, la verdad es que cualquier Nostradamus 2.0 puede estar tranquilo ya que no planeo hacer de horoscopera mi nueva profesión.

Este año no hay modo de adivinar lo que los astros nos deparan. Es que esta revolución tecnológica, oiga. Primero nos descubren planetas y adiós al sonsonete de mercuriovenustierramartejúpitersaturno, uranoneptuno y plutóOOOooooOOOoon. Luego nos agregan palabras y nos quitan acentos. Después nos dicen que, oh my, hay un nuevo signo zodiacal que se llama Occipucio o algo así (¿prepucio? ¿Confucio?). Ya no hay respeto.

Sólo falta que Starbucks nos salga con otra medida de bebida de nombre estrafalario. Errrr. ay, ya. Así, con cambios tan dramáticos, cómo quieren que haga yo mis horoscopitos.

Ni modo, este año no se ve muy predecible así que mejor hay que gastarse cada día pacientemente. Mi especialidad.

2 comments:

Celestina said...

Vivimos en el purito S XXI... todo muta al instante...

Grajeda said...

Primero que nada... Quería escribir en todos los nuevos posts, pero sería un exceso. :)


Siempre escucho gente decir que "este" será su año. Y como anatema yo digo que este, no será mi año. Los apenas 25 años que llevo respirando he aprendido que todo puede cambiar en un instante; sin mencionar que la vida en sí, es un instante.
Uno no puede asegurar nada, pero puede hacerse a la idea de decisiones y rumbos que cambiarán ese destino que se tiene medianamente trazado.

Es por eso que se el próximo año y 2013 serán más definitorios para mi vida en todos los aspectos que este.
No por eso le restaré importancia y solo lo sobreviviré (que, aquí entre nos es algo literal[cada año uno de mis propósitos es sobrevivir el nuevo año, se ha cumplido hasta ahora]) pero lo llevaré con calma, intentaré prepararme para los años venideros con actividades que seguramente me serán difíciles de realizar.

Por cierto, ahora resulta que soy Occipucio :/ entonces todo lo que decía mi floja galleta de la fortuna se cumplirá. -Me vas a hacer popó.-


:)