2/21/2012

La fábula de la tortuga y el escorpión

Mire usted, la historia no sé si sea tipo fábula de Esopo o algo así, yo la escuché en un capítulo de Gilmore Girls hace eras y me gustó pero ya ni siquiera me acuerdo bien. Aún así, viene al caso.

Según cuenta la historia, el escorpión quería llegar al otro lado del río y le pidió a la tortuga que le diera un aventón. La tortuga se negó porque no quería mori envenenada pero el escorpión rogó y rogó, tanto, que la tortuga acabó por aceptar.

Cruzaron el río y al ir llegando, el escorpión picó (¿mordió?) a la tortuga. Mientras se hundía la tortu, leeentamente, alcanzó a preguntar que por qué había hecho eso el escorpión y él sólo dijo: está en mi naturaleza.

Con el paso de los años me he dado cuenta que aunque muchas cosas y personas merecen una segunda oportunidad, hay otras tantas que no merecen ni la primera. Es que la maldad está en su naturaleza.

1 comment:

{{El Diablo}} said...

A veces la maldad o la bondad no dependen tanto de naturaleza como de actitud. Por cierto, los escorpiones no muerden, pican, como escribiste en tu primer impulso.

Cambiando un poco de tema, la foto que màs me ha gustado de tu encabezado es la de la esquina inferior izquierda.


Saludos Enfermos.