6/17/2014

Mediocremente alegre

Hoy hablaba con alguien sobre el derecho a alegrarnos porque la selección mexicana gane, pierda o empate en un mundial.
No soy de las personas que considera una completa inutilidad el futbol ni lo sataniza. Tampoco soy muy fanática pero sí me gusta ver el mundial sobre todo cuando juega España, mi equipo (aunque lo goleen) y México, que obviamente es mi país.

Pero ¿hasta qué punto debe uno celebrar un empate? Brasil ya había demostrado que jugaba muy mal en su debut y con México hay quienes dicen aliviados "no nos golearon". Considero que ese pensamiento mediocre, celebración en el ángel incluída, es la que nos jode.

Me gusta pensar que vamos a avanzar a la siguiente etapa y así sucesivamente hasta llevarnos la copa. Pero honestamente llegamos al mundial como si fuéramos en prepa y estuviéramos barajeando calificaciones y malabareando con promedios con la ley del mínimo esfuerzo para pasar de panzazo.

Qué bueno que hay un torero digo portero tan bueno como el que hoy salió y no dejo de ver las cosas chidas que tiene la selección. Me emociona mucho verlos en acción, me encantaría ver un partido de ellos pero debida proporción guardada.

No me considero mala mexicana. Es como si me alegrara porque no nos ha comprado un país primermundista para esclavizarnos. No, la inercia no debiera generar alegría ni celebración. El hambre de triunfo y la ambición es la que pueden sacar adelante a una persona, a un equipo y creo que hasta a un país.

No comments: