5/16/2007

Manual de Ligue para Hombres Hombres (2da y última parte)

Siguiendo con el manual de ligue, vienen los siguientes puntos:
DESARROLLO DE LA CITA LIGADORA

En un bar:

  • A veces es más sencillo ir por unos drinks. Asegúrate que no sea muy escandaloso el lugar para que se pueda platicar.
  • No obligues a la chica a que tome de más. A menos que estén haciendo un concurso para ganarse un pomo y ella participe (jejeje) pero no es buena idea inducir una borrachera.
  • Nunca faltan los vendedores de flores en los bares. Si crees que a la chica le guste el detalle, cómprale una. A muchas chicas nos gusta recibir flores.
  • Como es menos formal que una comida/cena aquí sí se valen hacer más chistes y truquitos. Por ejemplo si sabes prender el Zippo con alguna fantasía u otros jueguitos. Pero lo que no es muy gracioso es eso de "mira, me acabo la chela en un trago". Nos darás miedo.
  • Y por favor, no te cambies el nombre para ponerte Pedísimo.

En un restaurant:

  • En caso de haber ido a comer algo se le pregunta a la chica si ya decidió lo que va a querer y después hay que llamar al mesero con una señal moderada, nada de aspavientos ni llamarlo chiflándole o demás ridiculeces. El hombre pide primero lo que la chica le indique y después él.
  • Favor de no atascarse de comida. Ya sabemos que hay muchos hombres (y yo misma) de muy buen diente pero por favor, hay que moderarse. Es la primera salida y el intento de ligue, no tu última cena.
  • Tampoco hay que pedir cosas difíciles de comer. ¿Por qué? Porque si no sabes comerlo bien corres el riesgo de causar asco, pena y en el mejor de los casos risa.
  • Los tacos, pizzas, bagels y hamburguesas no son difíciles de comer pero trata de no embarrarte con salsas ni aderezos.
  • Servilletas. Si son de tela se colocan en las piernas ya hasta que se sirven los platos, no antes. Tampoco te pongas a jugar con ellas ni a hacer origami, menos a llamar al mesero cantando OE OE OE OE agitándola.
  • Los hombres que piden platillos super rimbombantes suelen ser muy fanfarrones, hay que evitarlo. Es mejor pedir algo sencillo que no te tenga horas mudo ni a punto de embarrarle la blusa a tu amiga con un delicioso cangrejo cuasivivo.
  • Por cierto que si por nerviosismo o tu perpetuo mal de Parkinson le tiras algo encima a la chica, lo mejor es recurrir a algún chiste (moderado) para superar la vergüenza.
  • Ah! si tu intención es lograr llegar a primera (segunda, tercera..) base, no hay que pedir nada condimentadísimo. No queremos besar a un ajo-inómano ni un bigote con sabor a curry.
  • Y no hay que olvidar los regaños de mamá: No se ponen los codos en la mesa, se mastica silenciosamente con la boca cerrada. No se eructa en voz alta ni nada por el estilo.
La cuenta
  • Recuerda no ser codo, si logras tener una relación con la chica es normal dividirse la cuenta o pagarla nosotras pero en plan de ligue no es buena idea decirle: de tus crepas fueron $123 más media botella de vino son $3333333.333. No.
  • Pídele al mesero la cuenta y no seas lucidito a la hora de sacar el dinero o la tarjeta. Nada de sacar el fajo o clip lleno de billetes ni nada, no eres ricky ricón. Se hace con absoluta discreción y sin poner ojos de plato.

El sexo
 

Tener sexo en la primera salida es un deseo pero no siempre una realidad. Hay que ser muy delicado en este aspecto.Esta sección puede tener mil variantes, pero en términos generales:
  • Primero hay que notar si hay esa chispa obvia y ese brillito en los ojos de la chica. Si notas que hay interés más allá de la amistad puede que haya chance de hacer un movimiento sexy. ¿Cómo notarlo? Sensibilizándote nada más. Si ella responde a tus comentarios con agrado, si suelta pícaramente algún comentario sexoso, si te mira a los ojos y sonríe, tal vez te mira los labios, perfecto! Pero nada de ser encimoso. No hay nada más triste q un hombre urgido porque si la chica se compadece tal vez ceda pero por lástima y después te vuelvas el chiste para sus amigas.
  • Acuérdate de llevar condones pero no hacerlo obvio, nada de sacar la cartera y que se caigan. No. Hay que tenerlos a buen recaudo por si el sol brilla más (o las estrellas).
  • Si vives solo pregúntale que si quiere tomarse un café/chela/whtvr o conocer tu depa y si dice que no, no te enojes. El sexo no es una obligación.
  • No la comprometas, no te autoinvites a su casa. Es enfadosísimo.
  • Si no hay otra opción más q aplicar motelazo tómalo con naturalidad, sin exagerar la felicidad o sentirte mal, para eso son.
  • Si todo transcurre como esperas, o sea sí pasan a ese momento tan placentero, ya es gusto personal lo que se haga. Yo recomiendo no intentar todas las acrobacias del Kama Sutra en la primera vez. No es necesario presumir tu excelente condición de atleta sexual (a menos que te lo pidan). Tampoco exageres con las fantasías sexuales, esas salen mejor cuando hay más confianza. (igual, a menos que te lo pidan y te lata).
  • Al terminar no vayas a aventar el condón en la taza del baño, se tapa. Al quitártelo revísalo, házle un nudo y tíralo en el bote de basura.
  • Lo que sigue dependerá de cómo hayan ido las cosas. Lo mejor por ese día es retirarse y no imponer la presencia. Mucho menos si sabes que la chica tiene que madrugar.

Para finalizarLas mismas situaciones aplican para otras salidas como cine, concierto y así, nomás hay que usar el sentido común.
Si de verdad la chica te interesó llámala al día siguiente para decirle que te la pasaste muy bien y que a ver cuándo se repite, sólo si te interesó.
Si no te interesó despídete de buen modo y huye graciosamente.

Ah y si eres Brad Pitt, olvídate de todo lo anterior.
-Taberna de Ingrid 2007

5/15/2007

Manual de Ligue para Hombres Hombres (1era parte)

.
Como es muy largo el tema, he decidido dividirlo en episodios. Enjoy it!

Estas tonterías que van a leer están hechas con la más insana intención de divertirme. Y el que chille o respingue debería considerar seriamente el celibato.
Cabe recordar que no aplica para toda situación. Nomás es para hacer más fácil el proceso de ligue, y quién sabe si sirva, pero ya el mantener la relación sentimental y no sólo un ligue es bronca particular.
Tampoco es una guía para muchachos quinceañeros, sino para adultos.

Pero bueno, suponiendo que ustedes ya tienen definida la chica que quieren conquistar, lo más lógico sería invitarla a salir a algún lado.

EL INICIO

El Lugar

  • A estas alturas ya quiero pensar que te tomaste la molestia de preguntarle si le gusta el café, o un bar o es vegetariana y no quiere ir a cenar al Gordo Steak. Entonces selecciona un buen lugar. No hay que ser tacaño. Hay que acordarse que esta salida es para quedar bien, ya las tristes verdades salen más adelante. Pero no hay nada más decepcionante que alguien te invite AL VIPS!! Me alegarán que todo es muy caro. Sí, pero te gusta la chica ¿no?
  • También hay que considerar los vicios. Si a ella le gusta fumar hay que escoger un lugar donde sí se pueda. Estamos hablando de una adicción, no esperes que deje de fumar por tí. Si ya lo sabes y no te gusta entonces considera invitar a una chica no-fumadora. (Me ha pasado, me ha pasado).

Los gestos caballerosos
De acuerdo, a algunas mujeres les molestan gestos tan cotidianos como abrir una puerta o retirarles la silla pero por lo general gustan. Seguro que ya sabes si es feminista o le encantan los gestos esos. Acuérdate que los buenos modales no hacen daño y no hay nada peor que un flojo que espera que tú abras la puerta para que él pase o cosas así.
Hay que hacerlos naturalmente, si no, mejor ni intentarlo porque es peor que se vea forzado.

La conversación

  • Nada de alardear que eres el CEO de Mattel (jejeje) o que heredaste un holy roman empire. Es más, mientras menos se hable de dinero es mejor. Hay que mantener el bajo perfil a toda costa y te redituará, ya verás.
  • Estas conversaciones pueden marcar el éxito del ligue. Hay que jugar pin-pon, es decir, tú hablas, yo hablo, tú hablas, yo hablo. Haz puntos y comas en tu conversación para no agobiar a tu interlocutora.
  • Si notas señales de aburrimiento (bostezos discretos, lagrimita de hueva) hazle una pregunta que la haga pensar. Tampoco una exageración ñoñísima (nada de cuántas sardinas se usan para rellenar una lata) sino algo así que por qué estudia lo que estudia o cuál es su trabajo soñado. Claro que si la chica es medio ñoña sirven esas preguntas interesantes.
  • No hay que abusar del albur y los chistesitos. Las bromas como las aceitunas, pocas o ninguna. El sentido del humor sí ayuda pero sin agobiarla contándole chistes hasta el cansancio por favor.
  • Si es alguien que ya conoces de tiempo atrás seguro encontrarás más cosas para platicar pero recuerda no acaparar la conversación. Eso da mucha flojera, a menos que ella sea muy tímida. Pero no acabes intimidándola contándole que eres el superhombre que todo conoce, que todo sabe, que no hay nada nuevo bajo el sol para él.
  • Los chistes escatológicos y demás fluídos corporales están totalmente fuera de lugar. A menos que la conozcas super super super bien y sepas que ese tipo de plática le encanta. Si no puedes controlar el impulso mejor vete a echar unas caguamas con tus amigos.
  • En muchos lados dicen que no hay que hablar sobre los ex's. Ex amores, esposos, novios, amantes, etc. Pero yo creo que hay que saberlo hacer con tacto. ¿Por qué? Porque es bueno saber qué ha pasado en tu vida y que te interesas por la nuestra. No hay ni que hablar pestes de los ex ni super maravillas de ellos. Simplemente como una vivencia más de nuestro existir.
Hasta aquí llega la lección de hoy, faltan muchos puntos. Lo demás viene en camino.
-Taberna de Ingrid 2007


Aquí la segunda parte